LoS CantANtes D´mi CoRazON
SeXO sAtanico
Welcome to the HELL
My InsPirACion nO ES naDie
Chikos de la Oskuridad
BIGGEST THAN SATAN
Album de fotos
My CurrIcuLuM VitAe....
Stanismoooo
||| Good Boy liFE |||||
long hard road out of FUCK
.--. Friends !!!!
pErSOnalIdaD
KosAs ke kiero Hxacer
SeXO sAtanico
 
imagen
Observen con meticulosa atención la definición que da un satanista sobre sexo, que si bien es un enfoque lógico y contiene grandísimas verdades, solamente son llevadas a su terreno, abogan por la libertad sexual, cuando la libertad es algo inherente e interior al ser humano.

En ningún momento los satanistas tratan de elevar las energías de la kundalini (energía sexual) y unirlas con el universo a través del chacra de la coronilla y hacerlas armonizar con la energía espiritual, consiguiendo con ello sola y exclusivamente el placer sexual bajo, con lo que su cuerpo nunca entrará en vibración con el universo sino que quedará limitado a las bajas pasiones, es decir solamente existirán las relaciones en un plano de vibración bajo que es lo que realmente quieren las fuerzas del mal.

La principal energía, como hemos identificado y las que nos hace semejantes al Padre es la energía sexual unida a Él, esta es la que nos hace creadores, es la energía de la Kundalini, no hay fuerza mayor en el hombre, está energía es la que mueve todo, o uno la eleva con todo su amor hacia Dios o la hunde en las bajas vibraciones y se desconecta de la fuente.

Entenderán por que las fuerzas del mal tienen tanto interés en destrozar la sexualidad tanto hacia un sentido u otro, es decir, a través de las religiones se quiere que el hombre solamente establezca relaciones con su pareja y que no las tenga fuera de ella, y si no tiene pareja no puede hacerlo porque es "pecado", y el otro extremo es: "tengo relaciones de todas las formas y maneras con cualquiera que se me ponga por delante", los dos extremos son aberraciones y crean sentimientos de culpabilidad a la larga, cuando la mejor expresión sin condicionantes es: "hacer el amor y elevar la energía hacia Dios y participar del plan Divino de su creación", sean conscientes de lo que decimos, cuando tengan relaciones con una persona entren en la oración y denle gracias a Dios por poder participar de esa energía tan preciosa que nos ha dado, si no, sus cuerpos y sus mentes se quedaran vacíos y necesitaran continuamente de nuevas experiencias y lo único que conseguirán serán destrozarles.

Si por cualquier motivo no tienen pareja para desahogarse, mastúrbense pero igualmente en la oración y eleven esa energía hacia Dios, y verán grandes cambios en su estructura psíquica interna.

Por otro lado si observan, al estar conectado el satanismo con la carne muy directamente, no hacen distinciones de lo que es "natural" con lo que en la "naturaleza" se a desviado para confundir al ser humano, este es un tema muy escabroso de tratar al que le dedicaremos otro capitulo, y son las relaciones entre personas del mismo sexo o con tendencias fuera de lo que se debiera considerar normal (p.e. disfrutar con el dolor) ...,

... Dios hizo las ubres de una vaca para dar leche y amamantar a sus terneros ..., Dios le dio alas a los pájaros para que pudieran volar ..., Dios creo a la mujer con una vagina y al hombre con un pene para que se pudieran complementar ..., lo demás no es creación de Dios, aunque nunca dudemos de que también son hijos de ÉL, algo tendrán que aprender estas personas de lo que les sucede ...



. Comentarios de un satanista sobre la sexualidad:

El satanismo aboga por la libertad sexual pero solo en el verdadero sentido de la palabra, el amor libre en el concepto satánico significa exactamente eso, libertad de ser fiel a una persona o de satisfacer sus deseos sexuales con tantas muchas otras como creas necesario para satisfacerse.

El satanismo no anima la actividad orgiástica ni aventuras extramatrimoniales, para muchos sería muy antinatural y perjudicial ser infieles a sus cónyuges elegidos, para otros serían frustrante estar limitados sexualmente a sólo una persona, cada persona debe decidir por si misma que forma de actividad sexual se amolda más a sus necesidades individuales emancipándose de la "culpabilidad sexual recibida".

Es errónea dejar incompleta cualquier necesidad sexual a causa de arraigados sentimientos de culpabilidad, muchos de aquellos que están constantemente preocupados con demostrar su emancipación de la culpa sexual están en realidad sujetos incluso a una esclavitud sexual más grande que aquellos que simplemente aceptan la actividad sexual como una parte natural de la vida y no forman un bullicio sobre su libertad sexual.

imagen
Es un hecho demostrado que la ninfómana, la mujer de los sueños de todo hombre, la heroína de todas las novelas funestas no es sexualmente libre sino que en verdad es frígida y vaga, va de hombre en hombre porque esta demasiado inhibida como para encontrar jamás una relación sexual completa.

Otro concepto erróneo es la idea de que la habilidad para introducirse en una actividad de sexo en grupo es indicativo de libertad sexual, todos los grupos contemporáneos de sexo libre tienen una cosa en común, oposición al fetichismo o actividad desviada, realmente los ejemplos más extremos de actividad sexual no fetichistas disfrazados débilmente como libertad, tiene una forma común, cada uno de los participantes en una orgía se desnudan por completo siguiendo el ejemplo de uno que automáticamente copulan o también siguiendo el ejemplo del líder, ninguno de los participantes considera que su forma emancipada de sexo podía ser observada como rígida e infantil por otras personas que no aciertan a equiparar la uniformidad con libertad.

El satanista se da cuenta de que sí tiene que ser un conocedor sexual verdaderamente libre de la culpa sexual, no puede ahogarse por los así llamados revolucionarios sexuales, más que por la mojigatería de su sociedad guiada por el pecado, estos clubes de sexo libre pierden por completo el sentido de la libertad sexual a menos que la actividad sexual pueda ser expresada en una base individual que incluye fetiches personales, no tienen ningún sentido en formar parte en una organización de libertad sexual.

El satanismo aprueba cualquier tipo de actividad sexual que satisfaga completamente sus propios deseos, sean heterosexuales, homosexuales, bisexuales, o incluso asexuales, si tu los eliges el satanismo también admite cualquier fetiche o desviación que acreciente tu vida sexual, el predominio de la desviación del YO.

La conducta fetichista en nuestra sociedad haría tambalear la imaginación de los sexualmente ingenuos, hay más variedades sexuales de los que los individuos legos en la materia pueden percibir, travestismo, sadismo, masoquismo, urolagnia, exhibicionismo, etc, por nombrar sólo unos pocos de las más predominantes.

Todo el mundo tiene una forma de fetiche, pero debido a que son ignorantes de la preponderancia, de la actividad fetichista, en nuestra sociedad creen que son unos depravados si se someten a sus anhelos antinaturales, el fetichismo no sólo es practicado por los seres humanos, sino también por los animales, el fetiche es un ingrediente integral en la vida sexual de los animales, el olor sexual p.e. es necesario para un animal para ser atraído sexualmente por otro, las pruebas de laboratorio han mostrado que cuando un animal es científicamente desodorado, pierde el atractivo sexual por los otros animales, la estimulación provocada por el olor sexual es también aplicable al hombre aunque a menudo la niega, incluso el asexual tiene una desviación, su asexualidad es más que anormal, tener una carencia de deseo sexual es peor a menos que se tenga una enfermedad o mucha edad u otra razón validad que haya causado la disminución sexual, que ser sexualmente promiscuo, sin embargo si un satanista elige la sublimación asexual frente a otra expresión sexual manifiesta, es solo asunto suyo.

En muchos casos de sublimación sexual o asexual, cualquier intento de emanciparse sexualmente podría ser devastador para el asexual, los asexuales están invariablemente sublimados sexualmente por sus trabajos o aficiones, toda la energía e interés que normalmente dedicarían a la actividad sexual es canalizada a otros pasatiempos o a sus ocupaciones elegidas, si una persona prefiere otros intereses sobre la actividad sexual está en su derecho y nadie tiene justificación para condenarle por ellos, sin embargo la persona al menos debería reconocer el hecho de que ésta es una sublimación sexual debido a una falta de oportunidad para expresarse.

imagen
Muchos deseos sexuales secretos nunca progresan más allá del estado de la fantasía, la carencia de liberación lleva a menudo a la convulsión y por lo tanto un gran número de personas idean métodos indetectables de dar rienda suelta a sus urgentes necesidades, sólo porque la mayoría de la actividad fetichista no se manifiesta de un modo visible, como p.e.: el travestido masculino que satisface su fetiche vistiendo prendas interiores femeninas durante sus actividades diarias, o la mujer masoquista al llevar una faja de goma, varias tallas más pequeñas de forma que sentirá un placer sexual derivado de su incomodidad a lo largo del día sin que nadie lo sepa.

El satanismo fomenta cualquier forma de expresión sexual que puedas desear siempre y cuando no haga daño a nadie, esta afirmación debe ser aclarada para evitar malas interpretaciones, al decir que no hay que hacer daño a otro, no incluimos el perjuicio no intencionado que sienten aquellos que podrían no estar de acuerdo con los puntos de vista sobre el sexo a causa de su ansiedades concernientes a la moral sexual, serían sus problemas, naturalmente se debería evitar ofender a quienes significan mucho para una persona, sin embargo y a pesar de los esfuerzos por esconderlo lo averiguaran accidentalmente, así pues no deben sentirse culpable ni responsables debido a sus convicciones sexuales porque ellos se sientan heridos por esta causa o porque se esté en constante temor de ofender a los puritanos, entonces si se sienten responsables no tendría sentido que intentaran emanciparse de la culpabilidad sexual, sin embargo también es una banalidad pavonearse de su permisividad.

La otra excepción a la regla concierne al tratado con un masoquista, un masoquista extrae placer del hecho de ser maltratado, de este modo, negándole al masoquista su placer a través del dolor los maltratamos tanto como el verdadero dolor físico que daña a los no masoquistas, la historia del sádico verdaderamente cruel ilustra este punto, el masoquista dice al sádico pégame, a lo que el sádico inmisericorde responde "no", si una persona quiere que le haga daño y disfruta sufriendo, entonces no hay razón para no complacerla en lo que desea, el termino sádico en el sentido popular describe a uno que obtiene placer de una brutalidad indiscriminada.

Realmente un verdadero sádico es selectivo, elige cuidadosamente de una basta reserva de víctimas propiciatorias y se deleita enormemente dándoles palizas a aquellos que las disfrutan, lleva a cabo el cumplimiento de sus deseos, el sádico refinado es epicúreo en seleccionar a aquel en que sus energías serán bien empleadas, si una persona está lo suficientemente sana para admitir que es masoquista y que disfruta estando esclavizada y azotada, el verdadero sádico estará encantado de complacerla.

Una correcta conducta sexual solo puede ser juzgada dentro del contexto de cada situación individual, por consiguiente lo que una persona considera sexual y moralmente correcto puede ser frustrante para otra, lo contrario también es cierto, una persona puede tener una gran potencia sexual pero es injusto para ella conformarse con otra cuya capacidad sexual no es igual a la suya propia, p.e.,: el hombre que tiene un apetito sexual voraz, pero cuya esposa tiene unas necesidades sexuales no tan intensas como las suyas, no sería justo para ella que la pidiera responder entusiasmadamente a sus proposiciones, por ello debe disponer del mismo grado de consideración en los casos en que ella no sienta una gran pasión, ella debería actuar pasiva pero placenteramente y aceptarle sexualmente y si no, dejarle que buscara sus necesidades en otra parte, incluyendo las prácticas auto eróticas.

La relación ideal es aquella en la que las personas están profundamente enamoradas y sean sexualmente compatibles, sin embargo estas relaciones son poco frecuentes, aquí es importante señalar que el amor espiritual y el amor sexual pueden o no, ir de la mano, si hay cierta compatibilidad sexual generalmente está limitada y solamente algunos de los deseos sexuales se llevan a cabo, está claro que no hay mayor placer sexual que el derivado de la asociación con alguien que amas profundamente y estas totalmente satisfecho, pero si no encajáis sexualmente piensa que debe hacerse hincapié que la falta de compatibilidad sexual no indica falta de amor espiritual, uno puede y a menudo lo hace existir sin el otro, de hecho a menudo un miembro de una pareja acudirá fuera de la pareja sexual porque ama profundamente a su cónyuge y desea evitar herirle o imponerse sobre su ser amado, el amor espiritual profundo es enriquecido por el amor sexual y ciertamente es un ingrediente necesario para cualquier relación satisfactoria, aunque por causa de predilecciones sexuales diferentes la actividad sexual fuera de la pareja o la masturbación a veces suponen un suplemento muy necesario.

La masturbación está considerada como un tabú por muchas personas, creándose un problema de culpabilidad que no es fácil de solucionar, este tema se debe tratar con mucho énfasis pues constituye un ingrediente extremadamente importante de muchos actos mágicos destinados a tener éxitos, desde que la Biblia Judeo-Cristiana describe el pecado de Onan (gen 48:7-10), el hombre ha considerado la seriedad y las consecuencias del vicio solitario, incluso aunque los sexólogos han implicado el pecado de Onan como simplemente un "coitus interruptus", el daño ya se ha hecho a lo largo de muchos siglos por falsa interpretación teológica, dejando a un lado los verdaderos crímenes sexuales.

La masturbación es uno de los actos sexuales peor considerados durante el último siglo, innumerables textos se han escrito describiendo las horribles consecuencias de la masturbación, prácticamente todas las enfermedades físicas o mentales se atribuyeron a los males de la masturbación, el aspecto pálido, la dificultad en la respiración, la expresión furtiva, el pecho hundido, el nerviosismo, el acné, y la perdida de apetito son sólo unas pocas de las muchas características supuestamente resultantes de la masturbación, se aseguraba un colapso total físico y mental si uno no escuchaba las advertencias de aquellos manuales de bolsillo destinados a la juventud, las pavorosas descripciones en tales textos hoy día serían casi irrisorias si no hubiera sido porque algunos sexólogos contemporáneos doctores, escritores, etc, han hecho mucho por desterrar el estigma de la masturbación, pero la arraigada culpabilidad inducida por el sin sentido de esos compendios sexuales sólo ha sido eliminada parcialmente, un gran porcentaje de personas especialmente los mayores de 40 años no pueden aceptar emocionalmente de que la masturbación es natural y saludable incluso si ahora la aceptaran intelectualmente, trasmitirían su repugnancia subconscientemente a sus hijos.
imagen
Se pensaba que uno se volvería loco si a pesar de las numerosas advertencias, sus prácticas auto eróticas persistían, este ridículo mito creció debido a informes sobre la masturbación de los internos de instituciones mentales, se asumía que puesto que casi todas las personas de mentes incurables se masturbaran, era su masturbación la que los llevaba a la locura, nadie se detuvo a pensar que la carencia de compañeros sexuales del sexo opuesto y la libertad de inhibición que es una de las característica del sexo opuesto con libertad del inhibido era una característica de la demencia extrema, estas eran las autenticas razones para las prácticas de masturbación de estos enfermos, curiosamente muchas personas prefieren que sus conjugues busquen fueran su actividad sexual antes que permitirles actos auto eróticos, esto es a causa de sus propios sentimientos de culpabilidad, la repugnancia del cónyuge en tenerlo absorto en la masturbación o el temor hacia la propia repugnancia de su pareja.

Hoy día, un número sorprendente de casos obtienen excitación al saber que su pareja está teniendo experiencias sexuales con otras personas aunque esto no lo admiten ante los demás.

Si la masturbación se obtiene imaginando a la pareja de uno con otras personas, esto se debería poner sobre la mesa para que ambas partes pudieran salir ganando de tales actividades, sin embargo si la prohibición de la masturbación sólo se debe a los sentimientos de culpabilidad de una o ambas partes, debería intentarlo todo para eliminar esas culpas, muchas relaciones podrían salvarse de la destrucción si las personas involucradas no se sintieran culpables de realizar un acto natural de masturbación.

La masturbación se considera mala porque produce placer derivado de acariciar intencionadamente una zona prohibida del cuerpo con la mano, los sentimientos de culpabilidad que acompañan a la mayoría de los actos sexuales pueden ser asumidos por la afirmación religiosa de que los deleites sexuales son necesarios para tener descendencia, incluso si cuidadosamente vigilas el calendario para los días seguros, sin embargo no se puede aplicar esta exposición cuando se realizan prácticas de masturbación, no importa lo que hayan dicho sobre la inmaculada concepción, incluso si la fe ciega te permite tragarte este absurdo, sabes perfectamente bien que si quieres tener un hijo debes tener contacto sexual con una persona del sexo opuesto y si tienes culpabilidad por cometer el pecado original ciertamente sentirás incluso una culpa mayor por realizar el acto sexual sólo por tu propia gratificación sin intención de tener hijos.

Incluso si una persona ya no está o cree no estar bajo el yugo de la opresión de la culpabilidad inducida por la religión, el hombre moderno aun siente vergüenza si cede a los deseos de masturbarse, un hombre puede sentirse frustrado en su masculinidad si se satisface auto eróticamente en lugar de entregarse al fuego competitivo de dar caza a una mujer, una mujer podría satisfacerse sexualmente así misma pero anhelará la gratificación que viene del deporte de la seducción, ni el casi casanova ni la falsa vampiresa se sienten a gusto cuando se ven obligados a recurrir a la masturbación para conseguir gratificación sexual, ambos preferirían incluso una pareja inadecuada, satánicamente hablando es mucho mejor entregarse a una fantasía perfecta que cooperar en una experiencia nada gratificante con otra persona, con la masturbación se tiene el completo control de la situación.

Mostremos con un ejemplo el rebatible hecho de que la masturbación es una practica totalmente normal y saludable: Sabemos que es practicada por todos los miembros del reino animal, sabemos también que los niños seguirán sus instintivos deseos de masturbarse a menos que por ello sus indignados padres los regañen y que indudablemente fueron severamente regañados a su vez por sus padres y así bajando la línea ascendente, es lamentable cierto que las culpabilidades sexuales de los padres pasaran inmutablemente a sus hijos para salvarlos del enfermizo destino sexual de nuestros padres, abuelos y posiblemente de nosotros mismos.

El pervertido código moral del pasado debe ser expuesto como lo que es una serie de reglas organizadas pragmáticamente que si las obedecemos con rigidez podrían destruirnos, salvo que nos emancipemos de las ridículas normas de la sociedad actual incluyendo la autodenominada revolución sexual persistirá la neurosis causada por estas asfixiantes regulaciones, la adhesión a la nueva moral sensible y humanista del satanista puede y podrá desarrollar una sociedad en la que los nuestros puedan crecer sanos sin la devastadora carga moral de esta enferma sociedad en la que existimos.
imagen